Noticia: Martín presenta a los alcaldes de Liébana el despliegue de la fibra óptica en su territorio

Las obras, iniciadas en marzo por Adamo, han comenzado a proporcionar servicio y se completarán el año que viene a un total de 6.000 hogares

Santander  04.06.2020

El consejero de Innovación, Industria, Transporte y Comercio, Francisco Martín, ha presentado hoy en Tama (Cillorigo) ante los alcaldes de Liébana, la programación del despliegue de la fibra óptima que la empresa Adamo está llevando a cabo en este territorio. Los hogares de esta comarca ya están comenzando a disfrutar de Internet de alta velocidad y a finales de 2021 lo hará la totalidad de los 6.000 que hay en este territorio.

Martín ha señalado que lo que se está haciendo en Liébana es "importantísimo". Ha renovado el compromiso del Gobierno resaltando el simbolismo de Liébana como estandarte de llevar la banda ancha a toda Cantabria. El consejero ha recordado que cuando no se hablaba de la España vaciada, el Gobierno de Cantabria ya puso en marcha el proyecto 'Conecta Cantabria' para llevar la banda ancha a todos los rincones rurales de la región, conscientes de la importancia de esta accesibilidad.

Martín también ha querido poner sobre la mesa el hecho de que el compromiso de llevar la banda ancha se está consiguiendo sin casi ninguna inversión pública. Fue un compromiso que asumimos de la mano de Adamo, buscando una iniciativa apartada del criterio "economicista" de las operadoras y que se ha conseguido con el apoyo de Adamo y la disposición de un fondo de inversión. Martín ha señalado que el 85 por ciento de los cántabros dispone de más de 100 megas por segundo de banda ancha y el 75 por ciento, por encima de los 300 megas. También ha animado a pensar en mañana para fomentar el teletrabajo y abrirse a las posibilidades que puede ofrecer la tecnología con base a una buena conectividad, como el salto cualitativo del 5G.

Martín también ha destacado la singularidad de Liébana a la hora de solucionar las dificultades técnicas del acceso de la banda ancha debido, entre otros motivos, a la compleja orografía y al aislamiento geográfico de la zona, lo que ha tenido como consecuencia un retraso en el calendario asignado, y por otro, un aumento de los costes asociados a esta zona. En ese sentido se ha manifestado el responsable de Ibiocom, Luis Marina García-Barón, que ha señalado como adversidades que se han presentado en el proyecto las obras de la carretera del Desfiladero de La Hermida, el carácter obsoleto de algunas de las instalaciones en las que se ha basado la infraestructura y que necesitaron renovación, y el carácter protegido de la zona que ha requerido autorizaciones especiales, sin posibilidad de utilizar medios auxiliares invasivos.

Según han informado los responsables de Adamo, el servicio de banda ancha con fibra óptica en Liébana-Peñarrubia ya está disponible en Peñarrubia, (La Hermida, Caldas, Linares, Navedo, Piñeres y Cicera, quedando pendiente de despliegue en Roza) y también ha finalizado el despliegue de red desde Urdón a la Hermida. A lo largo de las próximas semanas, estarán dando altas a usuarios en Cillorigo de Liébana (Tama, Aliezo, Ojedo, Castro Cillorigo, Pendes, Cabañes, Allende y Lebeña) y Camaleño (Santo Toribio, Turieno, Beares, Congarna, Mieses y La Molina).

Fondo de inversión de 54 millones de euros

Ibiocom, la empresa cántabra de infraestructuras que despliega fibra óptica por Cantabria, está recurriendo a un nuevo modelo económico utilizado en algunas zonas de Europa, sobre todo en países escandinavos, lugares que, por su geografía y baja densidad poblacional, recurren a métodos innovadores para alcanzar sus objetivos, y que consiste en crear un fondo de inversión que costea toda la infraestructura que luego pondrá a disposición de diferentes operadores de internet para su comercialización. El fondo de origen sueco que financia este proyecto en Cantabria y otras zonas del norte, es EQT que, a su vez, es propietario de la operadora Adamo. El coste total de desplegar la nueva red de fibra en Cantabria es de 54 millones de euros.

La operativa de despliegue de esta nueva red consiste en hacer uso de las canalizaciones de la compañía eléctrica Viesgo. De esta forma se aprovecha una infraestructura ya existente, lo que supone un importante ahorro de costes. Además, estas canalizaciones de energía eléctrica -completamente compatibles con el despliegue de fibra óptica - alcanzan la casi totalidad de hogares y empresas cántabras, lo que supone un importante activo para el proyecto, ya que lugares más alejados o sin cobertura pueden disponer de este nuevo servicio de conectividad de alta velocidad, aunque se encuentren en zonas dispersas o fuera de núcleos poblacionales.

El despliegue de la banda ancha en Cantabria

El proyecto de despliegue de fibra óptica en Cantabria surgió en 2017 con el objetivo de crear una nueva red para dar servicio a zonas de escasa o nula conectividad del ámbito rural de Cantabria. Tiene este proyecto, por tanto, un importante enfoque social ya que viene a cubrir una importante demanda ciudadana en permanente solicitud de una mejora de las telecomunicaciones en zonas deficitarias de conectividad, tanto de carácter residencial como empresarial.

El despliegue comenzó en octubre de 2017, cuando la empresa cántabra Ibiocom se convirtió en partner preferente de Adamo para los trabajos de despliegue de la nueva red de fibra óptica de alta velocidad (1.000 megas de velocidad de conexión). Los primeros hogares cántabros se conectaron a dicha red tan sólo dos meses después, en diciembre de 2017. En diciembre de 2018 la cifra de hogares activados ascendió a 75.000 y en el primer trimestre de 2019 se cerró con más 100.000, en su mayoría de zonas rurales. En la actualidad, esta cifra ya supera los 150.000.

Para finales de 2020, la estimación es que el 88,7 por ciento de la población de Cantabria tendrá cobertura de velocidad superior a 100 Mbps. En la misma fecha, la ejecución de las obligaciones de cobertura de los operadores de 4G impulsada por el gobierno, alcanzará el 98% de la población con cobertura a velocidades superiores a 30 Mbps.

El principal objetivo del Gobierno de Cantabria es lograr la mayor financiación directa del Gobierno de España y la Unión Europea destinada a los operadores, centrando los esfuerzos en redefinir las zonas blancas con objeto de no perder recursos y oportunidades. En tres los últimos años la subvención del Gobierno de España ha ascendido a 3,3 millones de euros para proyectos de fibra óptica a las operadoras de Telefónica, Orange y Adamo, que están obligadas a llegar al 85 por ciento de las unidades poblaciones de menos de 5.000 habitantes.

Adamo está llevando a cabo este despliegue de conectividad en 42 ayuntamientos de Cantabria.

En la presentación de la fibra óptica en Tama han estado presentes, además de Martín y el director general de Transportes y Comunicaciones de Cantabria, Felipe Piña, los alcaldes de Cillorigo de Liébana, Jesús María Cuevas; de Cabezón de Liébana, Jesús Fuente; de Camaleño, Óscar Casares; de Peñarrubia, Secundino Caso; de Potes, Francisco Javier Gómez y de Vega de Liébana, Gregorio Miguel Alonso, además de otras autoridades locales.

Anexos:

9698211