Noticia: Sanidad supera los 922 millones de presupuesto para 2020, un 5,5% más para priorizar "siempre" la salud de las personas y apostar por los servicios públicos esenciales

Supone la mayor partida de los Presupuestos Generales de Cantabria y casi 48 millones más que en el presente ejercicio

Santander - 14.11.2018

Sanidad contará en 2020 con un presupuesto de 922.105.415 euros, un 5,47% más que en 2019, "fiel reflejo del compromiso del Gobierno de Cantabria con los ciudadanos" para poner "siempre" por delante la salud y las necesidades de la población en materia sanitaria y "apostar por los servicios públicos esenciales".

El consejero de Sanidad, Miguel Rodríguez, ha presentado hoy públicamente las cuentas de su departamento para el próximo ejercicio, que se repartirán entre la Consejería, cuya cifra global asciende a 21.332.806, 918.000 euros más que en el presente ejercicio (un 4,5% más), y el Servicio Cántabro de Salud (SCS), que con un 5,5% más de presupuesto alcanzará los 900.772.669 euros de montante, casi 47 millones más que en 2019 (46.959.713).

Unas cifras que siguen suponiendo la principal partida dentro del presupuesto de Cantabria y un "esfuerzo inmenso que hace esta Comunidad Autónoma".

Junto al consejero han estado presentes en la presentación pública la secretaria general de la Consejería, Sara Negueruela, y la gerente del Servicio Cántabro de Salud (SCS), Celia Gómez.

Consejería de Sanidad

El presupuesto para 2020 de la Consejería de Sanidad, "órgano de dirección política del sistema sanitario de Cantabria", reforzará la política de personal, cuya partida se incrementa casi un 10% (9,89%), 1.068.151 euros más respecto a 2019, para hacer frente a la subida retributiva de los empleados públicos y asumir las dos nuevas competencias, en política farmacéutica y transformación digital y tecnologías de la información, "que si bien no crean nuevos puestos, si precisan el traslado de algunos que antes estaban en el SCS".

A 5.399.100 euros asciende el montante total destinado a la dirección y servicios generales de la Consejería propiamente dicha, de los cuales 4,5 van a personal, en parte para sufragar el gasto de gestión necesario para la ejecución de la OPE. "Actualmente están ofertadas 1339 plazas de 2017, 280 plazas de 2016 y 243 plazas de 2018, 1.862 plazas en total de 52 categorías estatutarias, "la mayor oferta histórica de plazas de todos los sectores de empleo público de Cantabria". Antes de que finalice el año, ha avanzado el consejero, se pretende aprobar la OPE de reposición de 2019 y la OPE de Estabilización para 2017 y 2018, aproximadamente 109 plazas.

Salud Pública

Salud Pública contará con 9.741.000 euros en global, de los cuales 4,2 millones irán al personal, 3,7 a la adquisición de vacunas y productos farmacéuticos. También se ha previsto un montante de 630.000 euros para "programas de prevención, intervención y reducción del daño en salud pública" realizados por organismo autónomos, entidades locales y asociaciones sin ánimo de lucro.

Además, se destinarán 713.000 euros a inversiones y 485.000 a los programas de detección precoz del cáncer y a la Fundación Cántabra para la Salud y el Bienestar Social.

Otra de las direcciones generales, la de Ordenación, Farmacia e Inspección, dispondrá de 4.773.296 euros "para continuar apostando por la investigación y por la formación". Parte importante de esta cantidad, 2.019.000 euros, irá destinada al Instituto de Investigación IDIVAL "para actividades de promoción e investigación", así como 200.000 euros para continuar con el máster de Gestión de Servicios Sanitarios, organizado conjuntamente con la Universidad de Cantabria.

También, ha dicho el consejero, se mantendrán las ayudas del programa PAIME (Plan de Atención al Médico Enfermo) y el programa RETORNO (atención a profesionales de enfermería con problemas psíquicos y/o conductas adictivas), con 20.000 y 15.000 euros respectivamente.

Carpeta electrónica de salud completa

Por último, la Dirección General de Transformación Digital y Relaciones con los Usuarios contará con un presupuesto total de 1.418.940 euros para "definir y desarrollar un Plan de Transformación Digital para el SCS", ha dicho Miguel Rodríguez. Así, se contempla "poner a disposición de la ciudadanía una carpeta electrónica de salud completa", tanto en web como App con información sobre historia clínica; receta electrónica; petición y gestión de citas; videoconferencia con profesionales; registro de vacunación; consejo médico acceso al 061, entre otras funcionalidades.

En el caso de pacientes crónicos o pluripatológicos, de alta demanda para el sistema, en coordinación con la Oficina de Cronicidad y la nueva Subdirección de Cuidados del SCS, se promoverá la prevención y los autocuidados y la atención domiciliaria mediante el uso de tecnologías de la información y comunicación (telemedicina, sensores portables o en el hogar, Apps específicas, etc.). "Esto nos permitirá mejorar su experiencia como pacientes y hacerles un mejor seguimiento y evaluación de su proceso patológico".

El consejero de Sanidad ha destacado también la relación directa con las asociaciones de pacientes, a la que se destinará una partida de 20.000 euros para impulsar la Escuela de Pacientes y potenciar las ayudas a las Asociaciones de Pacientes que dispongan de programas propios de formación, prevención y autocuidados, como actividades de claro interés sanitario.

El SCS aumenta un 5,5%

En relación con el Servicio Cántabro de Salud, Rodríguez ha anunciado un incremento del 5,5% para el próximo año, situando el presupuesto total en 900.772.669 euros y asegurando que este aumento supone un importante esfuerzo presupuestario por parte del Gobierno de Cantabria.

Entre los retos a alcanzar durante el año 2020 ha señalado la mejora de la lista de espera, tanto quirúrgica como de consultas externas y pruebas diagnósticas, reiterando el compromiso de su departamento para esta legislatura de que no haya ningún paciente con una espera superior a seis meses. Para lograr este objetivo se ha referido al desarrollo de programas especiales asociados al rendimiento quirúrgico en horario de mañana y a la concertación de la atención sanitaria que tenga difícil cobertura con medios públicos.

La implantación de un plan de alta frecuentación asistencial durante el invierno, verano y Semana Santa; la implantación de un sistema de direccionamiento pacientes de pase/espera en los centros asistenciales; la potenciación de la investigación propia del SCS con la creación de la Unidad de Ensayos Clínicos de Valdecilla; el desarrollo del Plan de Oncología en Red centrado en la gestión de casos individuales; y la implementación del programa de mensajería sanitaria instantánea para mejorar la comunicación entre profesionales, han sido otros objetivos fijados para el próximo año.

También ha citado el cumplimiento de los compromisos adquiridos en los acuerdos sindicales, la consolidación de la subida salarial de los empleados públicos, la ordenación eficaz de los recursos humanos y la mejora en la información de la actividad.

Incremento en gastos de personal

Por capítulos, el consejero de Sanidad ha puesto en valor el incremento del 7% de gastos de personal, con una partida total de 430.995.729 euros previstos para el próximo ejercicio. Para justificar este aumento ha señalado la subida salarial de los profesionales; el incremento de plantilla motivado por el ajuste a la jornada de 36 horas semanales, vigente desde el 1 de mayo de 2019, y que en mayo de 2020 pasará a 35 horas; y el crecimiento de un 9,8% (casi 13 millones) de las retribuciones complementarias, que incluyen la carrera profesional, la conversión de guardias localizadas en guardias de presencia física previstas en los acuerdos firmados con los agentes sociales y el incremento de las guardias debido a la reducción de la jornada laboral a 35 horas.

Miguel Rodríguez ha destacado el incremento de 7,6 millones de euros en el apartado de gastos en bienes corrientes y servicios, que contará con un presupuesto total de 290.760.864 euros, capítulo que entre otros aspectos engloba el mantenimiento de la actividad asistencial en los centros, la adquisición de material sanitario y no sanitario, gastos energéticos o farmacia hospitalaria. Además de continuar adecuando la actualizando de las prescripciones al desarrollo científico en farmacia, también se pretende reducir el período medio de pago de las facturas del SCS.

Este último objetivo se hace extensible al período medio de pago a las oficinas de farmacia, que a lo largo del año se sitúa en torno al mes y medio de demora y que se incrementa en los últimos meses del año. La previsión contempla una reducción de este último período en dos meses respecto al ejercicio de 2018 y 2019.

Finalmente, el capítulo de inversiones experimenta una reducción hasta los 14,8 millones de euros (14.812.485 euros), partida destinada a concluir las obras de infraestructura actualmente en marcha y a diseñar el estudio y preparación de nuevos proyectos, entre los que figuran un nuevo centro de salud en Castro Urdiales que sustituya al de La Barrera y la ampliación del Centro de Salud de Polanco.

Las inversiones dentro del ámbito hospitalario incluyen la nueva Unidad de Endoscopias y el proyecto de helipuerto de Valdecilla, la finalización de las obras del edificio de consultas externas del Hospital Sierrallana y la construcción de un nuevo bloque quirúrgico y área de consultas externas en el Hospital de Laredo.

Anexos:

8508320