MEDIO NATURAL

Noticia: Cantabria, Asturias, Galicia y Castilla y León piden la suspensión de la inclusión del lobo en el LESPRE y trabajarán en la actualización de la estrategia de conservación y gestión

Insisten al Ministerio que tenga en cuenta la gestión y los criterios de las comunidades autónomas en la que habitan más del 95% de los ejemplares de esta especie en España

Santander – 16.02.2021

Cantabria, Asturias, Galicia y Castilla y León han pedido hoy al Ministerio de Transición Ecológica y para el Reto Demográfico que les permita liderar la estrategia nacional para la conservación del lobo al contar con la mayor información y el conocimiento necesarios para controlar de manera adecuada la especie y garantizar el equilibrio necesario en su convivencia con el sector ganadero y la actividad humana.

Así lo han trasladado los consejeros de Medio Ambiente de las cuatro comunidades autónomas a la ministra Teresa Ribera durante la reunión que han celebrado este lunes por videoconferencia para analizar la situación del lobo ibérico en España.

Tras escuchar la postura de la ministra, los consejeros de Medio Ambiente de las cuatro comunidades autónomas le han trasladado la preocupación del sector ante los efectos que puede provocar la inclusión del lobo ibérico en el Listado de Especies de Protección Especial (LESPRE) y le han exigido que reconsidere su postura  y, al menos, tenga en cuenta el criterio técnico de las comunidades autónomas en las que habita la especie y cuentan con mayor conocimiento y experiencia en la gestión de su población.

Las cuatro comunidades han pedido a la ministra que no adopte la decisión de publicar en el Boletín Oficial del Estado (BOE) “sin antes haber llegado al consenso necesario sobre una nueva estrategia”. “Empecemos la casa por los cimientos, no por el tejado”, le han reclamado.

Han defendido la necesidad de que sean Cantabria, Asturias, Galicia y Castilla y León sean las comunidades autónomas que lideren la estrategia nacional para la conservación del lobo ibérico porque, además de acumular a la mayoría de ejemplares que existen en España, manejan una amplia información científica de importante calada que es fruto de una amplia experiencia en la gestión de su población y el respaldo técnico de expertos de reconocido prestigio a nivel nacional.

En este sentido, le han recordado que esta misma semana han constituido un comité técnico para coordinar, de manera conjunta y desde la colaboración institucional, la cooperación y el consenso, las medidas y actuaciones de gestión que llevan a cabo cada una de las cuatro comunidades autónomas en sus respectivos planes de gestión.

Además, argumentan que su rechazo a la especial protección del lobo cuentan con un amplio respaldo que va más allá del consenso social, científico y político que existe en Cantabria, Galicia, Asturias y Castilla y León, ya que otras autonomías como el País Vasco o la Comunidad Autónoma de Madrid han trasladado recientemente su apoyo a la postura de las comunidades ‘loberas’ ante el temor de que la falta de control que supondrá la especial protección del lobo provoque el crecimiento “desmedido” de su población y su correspondiente expansión a otros territorios del país.

A todo ello hay que sumar, han recordado, la postura del ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, quien en una reciente visita a Cantabria manifestó su firme apuesta por la cohabitación del lobo y la ganadería extensiva desde el respeto a la biodiversidad y la actividad del sector primario.

De hecho, aseguró a Revilla, han continuado los consejeros, que su ministerio va a solicitar su incorporación a los grupos de trabajo y las reuniones técnicos en las que se debate la propuesta de incluir al lobo ibérico en el LESPRE.

Finalmente, han asegurado a la ministra Ribera que irán hasta las últimas consecuencias en su defensa de la vigente gestión de la conservación y control del lobo que están desarrollando con buenos resultados y con unas medidas que consideran imprescindibles para hacer frente a los riesgos que conlleva la creciente expansión en población y superficie que ha experimentado el lobo en los últimos 20 años.

Colaboración con el Ministerio

Tras la reunión, el consejero cántabro de Medio Ambiente, Guillermo Blanco, ha comparecido ante los medios de comunicación para insistir en la postura común de defensa del sector ganadero ante la amenaza del lobo, por lo que ha reclamado a la ministra Ribera que suspenda la inclusión del lobo ibérico en el LESPRE, al tiempo que se han comprometido a trabajar con el Ministerio para actualizar la Estrategia de Conservación y Gestión del Lobo Ibérico en España.

Blanco ha afirmado, tras la reunión, que la ministra “parece que ha aceptado la necesidad de diálogo sobre el lobo que no habido hasta ahora” y le ha trasladado la necesidad de comenzar por la reforma y actualización de la vigente Estrategia para llegar, al menos, a una conclusión sobre el estado en el que se encuentra antes de adoptar una decisión.

Convencido de que esas conclusiones deben ser las bases sobre las que decida la inclusión o no del lobo en el LESPRE, el consejero cántabro de Medio Ambiente se ha mostrado expectante ante el espacio y el tiempo de diálogo que se va a abrir entre el Ministerio y las comunidades autónomas y que dicho diálogo dé como resultado un nuevo plan estratégico.

No obstante, ha advertido que, si no se da ese diálogo, Cantabria acudirá a los tribunales porque “vamos a defender al sector ganadero con uñas y dientes, pero espero que antes de emplear las uñas y los dientes, utilicemos la lengua, el diálogo”.

Ha recordado que el Gobierno de Cantabria “nunca ha sido desleal” y lo único que ha pedido, al igual que Asturias, Galicia y Castilla y León, ha sido una reunión con la ministra que “después de tres meses de espera nos ha concedido”.

A pesar de que Cantabria “sigue abierta al diálogo”, Blanco ha insistido en la postura común de defensa al sector ganadero al afirmar que “no hay ninguna circunstancia que indique que el lobo sea una especie vulnerable, sino todo lo contrario porque está en expansión en el noroeste de la Península Ibérica”.

Anexos:

12918712